la-baraja-de-muchas-cosas-rolvember20-varios

La baraja de muchas cosas – Rolvember20

La feria está muy animada, luces de colores, repentinos fogonazos, ruidos, petardeos, música alta, risas de adultos y niños por igual. El olor a comida os envuelve mientras mirais las variadas mercancías de los puestos: anillos de humor, juguetes de madera, coloridos regalices de distintas medidas, …

Os llama la atención una jaima, cubiertos todos sus lados con varias capas de telas ligeras y vaporosas que le dan el aspecto de un tornado que se ha tragado varios arcoiris. «Entra y elige tu destino», está escrito en un cartel en la abertura que hace las veces de acceso.

Recorreis un pasillo hasta una estancia central presidida por una mesa ovalada y aparentemente robusta cubierta por una tela de un tono morado suave. En el centro de la mesa hay un taco de lo que parecen cartas hechas de marfil, cada una de un par de milimetros de grosor.

Son más grandes que las cartas de una baraja normal, por tamaño se asemejarían más a una baraja de tarot de dimensiones generosas. Una mujer vestida con un sari de vivos colores está de pie tras la mesa y os mira. Tiene la cabeza y la cara cubiertas con velos pero notáis en la expresión de sus ojos que os sonríe.

Coge la baraja de cartas y las mezcla con la habilidad de quien ha hecho algo muchas veces. Tras unos cuantos pases deja la baraja de nuevo sobre la mesa junto a un cuenco de madera oscura pulida con el borde dorado. Una melosa voz con un suave acento que no conseguís reconocer sale de su velo y os dice: «Una moneda por una carta. ¿Quién quiere la primera?»

Barrera: en el centro de tu carta aparece una línea que la recorre en toda su longitud. A cada lado de la línea una mano se apoya contra esta.
En términos de juego: puedes percibir los lugares donde la realidad es débil. Puedes incluso vislumbrar parte de lo que sucede al otro lado (con Investigar o Saber). Pero no es nada sutil y desde el otro lado pueden darse cuenta de tu intromisión y tomárselo mal.

Fuego: en la carta hay una ilustración de una cueva y lo que parecen hombres de las cavernas alrededor de una hoguera. Fuera de la cueva está todo negro excepto pequeños puntos rojos que instintivamente sabes que son peligros acechantes. Sientes un calor que sube desde tu estómago y se expande por tu cuerpo. Sabes que el fuego los mantendrá a raya pero también sabes que antes o después vendrán a por tí.
En términos de juego: ganas el aspecto «Siempre hay algo acechando en las sombras». Puedes invocarlo para tener ventaja (+2) sin gastar puntos de destino en momentos de estar al alerta. Pero otros pueden forzarlo haciéndote actuar como un paranoico: sospecharás de los lugares mal iluminados, verás trampas por todas partes, te costará fiarte de quien no conoces y defenderás acérrimamente la ventaja de mantener el grupo unido en caso de que os vayais a separar con algún fin.

Limpieza: en la carta aparece el dibujo de un alfiletero y sobre este lo que parecen 4 pequeños duendes ejecutando una danza. Cuando estés a solas esos 4 duendes aparecerán ante tí y empezarán a canturrear: «¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos?«
No pararán hasta que no les des alguna tarea para realizar. La llevarán a cabo y volverán, una y otra vez.

Esmeralda: al dar vuelta a la carta en el centro de la superficie de marfil hay una pequeña esmeralda encajada. Apenas tiene el tamaño de una moneda de céntimo pero llama la atención poderosamente. Sobre ella hay una inscripción: «La suerte atrae atención.»
En términos de juego: quien tenga la esmeralda puede invocar el aspecto «Esmeralda de la suerte» pero tiene el contrapunto de atraer la atención de otros por la joya y por poseerla.

Pelo: al coger la carta un fino cordón se despega de ella y cae al suelo. La carta está cubierta casi en su totalidad por líneas ondulantes que se sobreponen. Por un efecto de la luz sobre el marfil da la sensación de que se mueven. En una esquina se reconoce un rostro de persona y en la esquina opuesta lo que parece el fin de una coleta atada con un cordón.
Enseguida empiezas a sentir un ligero picor en la cabeza que lentamente baja a la nuca. Tu pelo empieza a crecer lentamente pero a ritmo constante, en apenas 1 minuto te crece varios centímetros.
Si recoges el cordón para atarte la melena con él dejará de crecer, mientras lo tengas. Ese cordón es un bigote de dragón, corre el rumor de que a quién tome una infusión de ese cordón le crecerá una melena lustrosa.

Caligrafía: hay unas palabras escritas en exquisita caligrafía y tinta carmesí sobre el marfil del anverso de la carta. Cuando las miras no eres capaz de leerlas o entenderlas y al momento parece que se estén derritiendo. Las letras se deslizan y pasan de la carta a los dedos que la sujetan, de ahí a la mano y se instalan en el antebrazo como un tatuaje. Con esfuerzo puedes conseguir leer los que pone a pesar de la intrincada rúbrica: «Conocimiento«.
En términos de juego: un pequeño espíritu del intelecto está atado a los pigmentos de la tinta. Su capacidad de interacción es limitada, puede transformar el tatuaje para formar una palabra de vez en cuando. Puede intentar ayudar o perseguir sus propios fines.

#rolvember20 #barajar #barajademuchascosas #deckofmanythings #barrera #caligrafía #esmeralda #pelo #limpieza #fuego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *